GENTE DE ROTA  .  QUÉ TENEMOS?  .  FOTOGRAFÍAS  .  CLUB HABITANTES  .  NOTICIAS  .  TV GDR  


Biografías de Rota

 



NATIVIDAD VAZQUEZ CABALLERO. MAESTRA “DOÑA NATI”

0

 

SÁBADO, 6 MARZO, 2010   GENTEDEROTA   

 

 

 

Doña Nati

 

Natividad Vázquez Caballero nació en Chipiona en 1913, hija de Francisco Vázquez y Narcisa Caballero, ambos de Chipiona, dándose la circunstancia que su nombre en el Registro Civil era el de Concepción.

Pasada la infancia en su localidad natal, Natividad vivió con su tía Natividad Vázquez,  monja de la Congregación de la Divina Pastora de la que con el tiempo llegaría a ser su Superiora, en diferentes lugares de España con centros de la referida Congregación a los que su tía fue destinada, Belalcázar en Córdoba, donde estudió Bachillerato, Orense y finalmente Madrid, donde estudió Magisterio al principio de los años treinta del siglo pasado.

Tras sus estudios se presentó a las oposiciones del Estado del año 1936, aprobando los dos primeros ejercicios y no pudiendo realizar  al completo las prácticas al coincidir con el comienzo de la guerra civil; solamente pudo hacer dos meses de práctica en la localidad madrileña de  Horcajos de la Sierra (Madrid). Madrid en aquellos momentos era una ciudad sitiada donde se corría  mucho peligro, por un lado toda la población sufría los bombardeos de los aviones franquistas, por otro lado su tía monja vivía en una  situación de clandestinidad que le obligaba a hospedarse en algunas casas de gente de confianza para evitar su detención.

 

Con su tia Monja en varios momentos en Madrid

Incluso para ir a realizar las prácticas, en varias ocasiones tuvo que recurrir aviajar en camiones con milicianos que iban al frente de guerra.  Ante tal situación optaron por volverse a Chipiona; con el apoyo de la embajada francesa consiguieron ser evacuadas a Valencia, donde embarcaron hacia Marsella, atravesaron el sur de Francia en tren, y entraron de nuevo en España por Irún, y de allí fueron a Chipiona.

Ella regresa a su pueblo con el titulo de maestra bajo el brazo, aunque no le reconocen las oposiciones que teníaaprobadas para tener un destino en propiedad. Su primer destino es Rota, donde estuvo desde 1937 a 1940; en este tiempo conoció al que sería su marido,  Rafael Rodríguez Rubio , comerciante, que tenía una droguería-perfumería en la calle Veracruz nº 6.

Rafael y Nati en una foto en Tarifa de novios

Nati y Rafael en Tarifa de novios

En Septiembre de 1940 Doña Nati es destinada a Tarifa donde haría el curso 40-41. Entonces pide la excedencia para casarse. La boda se celebra  el 13 de Mayo de 1942 en Chipiona, en la Parroquia de la O. Se instalan en Rota , en una vivienda situada  al final de la calle 18 de Julio, hoy Constitución, frente al Castillo y después pasaron a vivir al calle Veracruz nº 17. La excedencia duraría 6 años. En este tiempo se dedica la familia por completo teniendo tres hijos: Cristina, Rafael y  Juan. Luego se reincorpora a su profesión ejerciendo en el curso 1947-48 en la Escuela Unitaria nº 2, que estaba situada en la calle Puyana, cerca del Castillo de Luna. En el verano queda embarazada de su hija Natividad y vuelve a coger excedencia de un curso. Se reincorporaría al trabajo en septiembre de 1949, en el curso 1949-1950,  lo hace en  la Escuela Unitaria nº ;3, frente al Castillo de Luna, en la Calle Cuna. Allí estaría  hasta el 1952. En este tiempo tiene a su hija Mercedes. Con  5 hijos a los que cuidar, Natividad opta por coger otra excedencia durante 5 años. En los que además nacen otros dos hijos, Conchi y Paco.

En 1957  se reincorpora a su trabajo,  lo hace  en la Escuela Mixta  “Peña  del Águila” que se inauguró en aquellos momentos. Esta escuela estaba situada en la carretera de Chipiona, en el edificio donde hoy se encuentra la Cooperativa Andaluza Campos de Rota, un edificio construido en los primeros años de la década de los 50 donde se ubicó esta primera escuela rural que hubo en el pueblo, frente al apeadero del ferrocarril de El Puerto de Santa María – Sanlúcar de Barrameda.

En la Escuela de la Almadraba

La construcción de esta escuela se debió al constante esfuerzo de una roteña muy culta, Josefa Alcedo, que aún sin título académico, fue la primera que se preocupó profundamente por la educación de los niños y niñas del campo de Rota. Ella convirtió su pequeña choza en un colegio donde  impartía catequesis y primera enseñanza, a la vez que movía tierra y cielo para que la oyesen las autoridades. Fruto de ello fue la creación de esta escuela rural. Natividad empezó a ejercer ahí en el curso 57-58.   El matrimonio con sus hijos vivía en una  casa anexa  a la escuela.  En la escuela se impartían clases diurnas para los niños y nocturnas par los  jóvenes camperos, que acudían después de realizar su trabajo. Estas clases las daba Natividad a la luz de un candil. Natividad se hizo  querer mucho por sus alumnos. De aquella época es el alumno Antonio Laynez Salas, hoy poeta roteño; justamente le dedicó un poema

Querida profesora
Si largo es el camino de la vida
Más largo es el camino de mi niñez
Noches de frío y lluvia
Sentado en la penumbra de un quinqué.
Intentabas grabar en mi mente
El saber que tenías
Yo procuraba aprender día a día
Todo el saber que me ofrecías
¡Ay, querida profesora mía!
Tienes la virtud que Dios te dio
De enseñar y de amar más cada día
Cada veo que la veo
Me recuerda a mi niñez
El quinqué, la penumbra
El querer aprender
Qué grande es mi alegría
Al recordar aquel pasado
Y poder redactar este papel
Expresando el saber
¡Que de ti yo aprendí!
En Aquellos días.

Noviembre 1995

 

Colegio La Almadraba. A la Izquierda Doña Nati, en el centro D. Gonzalo Bidón

En 1960,  se convocan oposiciones restringidas para los “cursillistas del 36” (para aquellos que como Natividad tenia las oposiciones aprobadas pero no reconocidas por la dictadura). Natividad se presenta y con la tenacidad que le caracterizaba, las aprueba consiguiendo así su ansiada pertenencia al cuerpo de Maestros con carácter de propietario definitivo.

En cena homenaje en su jubilación. en la foto Doña Nati junto a D. José Torres

A partir de aquí ocupa con carácter definitivo las siguientes escuelas: el curso 1960-1961 en la escuela “Unitaria nº 1”. Posteriormente sería destinada a la Escuela Unitaria “Las Almadraba” donde estaría toda una década, de 1961 a 1971. Y la siguiente década sería su última como maestra y la pasaría en el Colegio “San José de Calazanz” donde estaría de 1971 a 1981. En 1981 se jubila voluntariamente con 68 años siendo director del centro José Torres Gallego. Su jubilación deja un gran vacío en la escuela tanto entre alumnos como profesores. Uno de sus compañeros, Juan Martín-Arroyo Santamaría,  le escribiría un poema en Abril de 1981:

A Doña Nati con motivo de su jubilación.
Sr. Maestro
Que un pilar de los grandes
Se resquebraja
(¿Otra vez los albañiles?)
No. Es una baja.
Claro; yo algo notaba…
El caminar intranquilo
Y la sonrisa eterna que nos faltaba…
Y ahora ¿qué hacemos?
No lo sé. Yo no me hallo…
En un colegio antiguo
La gente joven
Son un regalo
Y se nos marcha alguien
Que, con sus años,
Su optimismo y su risa
Era un hallazgo.
¿Qué se jubila?
Y eso ¿por qué?
Por mor de los papeles…
Su Rafaé…
Los años que pasan…
Los nuevos que empujan…
¿se va?
Se queda
En la semilla..
En San José…

Tras su jubilación Nati  se dedica plenamente a su marido quien sufrió una trombosis que le retuvo en silla de ruedas durante 22 años. Durante muchos años  Natividad había compaginado  la enseñanza, con sus cuidados, así como con la atención a la familia, con un gran espíritu de sacrificio.  Ahora con sus 68 años se dedica por  completo a él, así como a sus hijos más pequeños y a sus nietos. Natividad llegó a tener 17 nietos.

Natividad fallece a los 90 años, el  24 de diciembre de 2003.

El 3 de Julio del 2006, a petición de su alumno Antonio Laynez Salas, el Ayuntamiento le dedica una plaza “Plaza Maestra Doña Nati” a la altura de la Almadraba, donde estuvo ubicado uno de los colegios en los que ejerció, inaugurada por el Alcalde Lorenzo Sánchez Alonso.  Unos extractos de las palabras que le dedicaron en aquel homenaje nos servirá para  terminar de darnos una rica idea de nuestro personaje tan querido en el pueblo.

Su nieta Pilar Ruiz contaba:

“Mis recuerdos son tan gratos y especiales…!  Todavía la recuerdo. Frágil de aspecto y pequeñita pero fuerte de carácter y con un gran corazón. Sacrificó mucho durante toda su vida para poder estudiar una carrera, la de magisterio, en tiempo tan difíciles como fueron los de la guerra civil. A pesar de su trabajo, supo criar a sus 7 hijos, sacando a la familia adelante y educándolo con todo su cariño.

… recuerdo a mi abuela Nati como una persona sencilla en sus vestir  y en su forma de vivir y comportarse; con mucha energía y sin pereza alguna para hacer las cosas; muy luchadora… muy generosa con todos… muy parlanchina y animada… Por cierto, aún recuerdo cuando la acompañaba a pasear y salíamos desde su piso en el parque Victoria destino a la Plaza de España y tardábamos horas y horas en llegar ya que se iba parando con todos los que encontrábamos a nuestro paso. Le encantaba parase a saludar a sus antiguos alumnos, a sus vecinos y vecinas de la calle Veracruz y a todos sus conocidos.

Mi abuela era una persona muy enamorada de su profesión de maestra. Recuerdo que cuando yo era pequeña me llevaba a su escuela en la calle Veracruz y me sentaba junto a ella mientras impartía clases y enseñaba a los niños y niñas. Nunca la vi enfadada con ellos y los trataba con un especial cariño en todo momento.

Es curioso como ha sabido inculcar el amor por la enseñanza a dos de sus hijos, mis tíos Nati y Paco, y a muchos de sus nietos y en concreto a mis hermanos Cristina y Carlos, y mis primos, Merchi, Antonio, Cristina, Rafa, Juan y Teresa.

Y a aquellos que no nos hemos dedicado a la enseñanza, sí que nos ha inculcado el esmero en el trato hacia la gente, el ser serviciales y el afán por ayudar a los demás. Mi abuela era un ser especial y vivió toda su vida para cuidar y mar a los demás. Ella nada quería para sí, toda lo que tuvo se lo dio a su familia…”

 

Con sus hijos y sus 17 nietos

Su antiguo alumno Antonio Laynez contó: “… quizás su nombre no signifique mucho para algunos, pero sí para los niños del campo de aquellos años. Mientras que mi mente esté despierta me acordaré de aquellas largas noches de invierno cuando mi madre me preparaba la cena para ir a la Escuela Nacional Peña del Águila, con aquel grupo de chavales con los que compartía las clases.

Aún cuando me encuentro con algunos de ellos recordamos aquellos tiempos pasados, pero sobre todo lo que no se me puede olvidar es el cariño y la paciencia de esta maestra nacional, que supo dejar una huella imborrable en la mente de aquel grupo de alumnos, por lo que estaremos eternamente agradecidos.”

En la inauguración de la plaza intervino Antonio Gallego Rebollo, su compañero tanto en el Colegio de la Almadraba como en el de San José de Calasanz, recordando las vicisitudes que sufrieron al ir a la Almadraba en una velosolex (bicicleta con motor sobre la rueda delantera), teniendo que superar en invierno la inundación de la carretera de Chipiona provocada por el reventón de la laguna del Moral pasando al otro lado a través del pinar.

Eva Corrales, como Teniente Alcalde Delegada de Participación Ciudadana y como antigua alumna suya diría, entre otras cosas: “…Doña Nati, como todos la conocíamos en la escuela, vivió en primera persona el cambio de Rota, de pueblo campero con escuelas diseminadas y aisladas, a una Rota convertida en ciudad organizada, que contaba con colegios agrupados y organizados, con instalaciones adecuadas y conceptos modernos.

Pero Doña Nati supo adaptarse a los cambios. Con una mentalidad abierta a las innovaciones de la época y a todo lo que contribuyera a mejorar la educación de los más pequeños, conservando siempre aquella clase y experiencia que la caracterizaban.”

La misma Eva Corrales leyó un texto remitido por José Antonio Cansino, compañero de profesión : “… como persona y madre no soy el mas indicado para decir nada, pero sí como maestro y compañero, porque mis primeros pasos de docente fueron con ella muy cerca de aquí, en La Almadraba, en el curso 61-62..Llevaba ya unos meses en la escuela y cuando llegó septiembre me la encontré allí, Doña Nati, no había sido mi maestra porque entonces niños y niñas no estaban juntos, pero para todos los niños de Rota Doña Nati era Doña Nati y yo la conocía como eso, como maestra y eso era demasiado para un casi niño, apenas 18 años, el ser su compañero, recuerdo mis respetos y el sentirme tan poca cosa que no sabía como actuar, pero eso, aunque no mi admiración, duró poco. Doña Nati me trataba no sólo como un compañero sino como casi un hijo… Las anécdotas de entonces fueron muchas las que recuerdo… Destacar algunas cosas de ella: FORTALEZA, VITALIZAD Y SUPERACIÓN.”

Una de sus antiguas alumnas desde párvulos, María Liaño Bernal, cuando se enteró de la inauguración de la plaza con posterioridad a la misma, remitió a sus familiares una entrañable carta de felicitación en la que decía “… Doña Nati, fue mi primera maestra de Párvulos, mi madre que la quería mucho nos llevaba todas las mañanas al colegio y ella le decía: “Rosario, son mis primeros alumnos y nunca fallan”.

Mas adelante tuve la suerte de tenerla de Profesora, en todos los cursos, con Doña Paquita(otra profesora de la época, Francisca Fagúndez ) y de ella aprendí mucho, pues era una gran profesora,  responsable y todo lo hacía enseñándome a ser un ser humano…”

Una de sus alumnas predilectas en la Almadraba, por lo aplicada, era María Márquez.  Ella guarda muy gratos recuerdos de su maestra y cuenta como, una vez finalizada su etapa en la escuela, disfrutaba visitándola para que ella continuara dándole buenos consejos y le prestara libros que le ayudaran a continuar ampliando sus conocimientos.

María es en la actualidad una roteña destacada. Este año será pregonera de la Hermandad del Rocío de Rota y ella comenta que esta oportunidad que le han brindado se la debe en parte a su maestra Doña Nati.








¿Te ha gustado esta biografía? Compartela con tus amigos en facebook



Deja tu comentario

Email "no será publicado"
Nombre o Nick
Comentario

Selecciona un avatar








     

Hemos creado una marca de camisetas para que lleves la esencia de tu pueblo en el pecho de una forma divertida.

La empresa Roteña de diseño VIC Desing se encargará de ir creándolas y subiéndolas a su tienda online.

Descubre las ventajas de nuestro Club, hazte socio y disfruta de múltiples descuentos por 1€/mes

Si eres empresa y quieres adherirte a nuestro Club te informaremos de las ventajas sin compromiso.

Si quieres publicitarte en nuestra página no dudes en consultarnos nuestras múltiples tarifas.

Te informaremos sin ningún tipo de compromiso de lo que quieras saber ;)




www.gentederota.com
©Todos los derechos reservados